Carolina Vilches

BIO:
Licenciada en Artes Visuales Mención Pintura, Universidad Finis Terrae, Santiago, Chile.
Distinciones mejor alumna Universidad Finis Terrae: Diploma de Honor 2012, Diploma al Mérito 2012, Diploma al Mérito 2013, Diploma de Honor 2014, Diploma de Honor 2015.
Ganadora Beca BLOC para programa anual de tutoría de arte, Santiago, Chile en 2015.
Premio concurso Galería Artespacio Joven 2015, categoría pintura, Santiago, Chile.
El 2016 realiza tutoría artística con artista Ignacio Gumucio.
Ha participado en numerosas exposiciones Colectivas como en Galería Artespacio, finalistas concurso Artespacio Joven, octubre 2015. Exposición colectiva “Expo Bloc 2015”, Santiago, Chile, diciembre 2015.
Exposición Colectiva “La Construcción de un futuro presente”, docentes y artistas destacados Universidad Finis Terrae, Exposición Colectiva Resistencia en Sala en Tránsito, noviembre 2018, entre otras.
El 2017 realiza exposición Individual en Galería Artespacio.
El 2018 fue invitada a exponer obras en Feria de Arte Puerto Varas, octubre 2018, Galería de arte Bosque Nativo en la V Edición de la Feria , “Las mujeres en el arte: miradas críticas”.
Ha sido Profesora ayudante de destacados artistas como del artista Gerardo Pulido, del artista Eduardo Vilches, Cristian Silva y de la artista Magdalena Vial.

STATEMENT:
Como artista me interesa solucionar problemas materiales desde la pintura, como se resuelve una imagen a partir de este medio. Comienzo cada pintura con una imagen fotográfica, principalmente de fotografías antiguas que obtengo de distintos medios. Me he abocado a investigar en dichas fotos la imagen de lo femenino, para traducirlo como mujer artista a la pintura. La pintura occidental tiene una larga historia de la mujer como modelo de artista masculino. Me interesa torcer esa mirada de modelo mujer observada y pintada por un hombre. Llevarla a una mirada de mujer pintada por una mujer. Me interesa crear espacios silenciosos, que compelen las ideas tradicionales de la mujer como sujeto. Las obras que exploren de alguna manera la feminidad en nuestra era moderna, tan consciente de la imagen. Pero a la vez dejando espacio para el misterio, para las no respuestas, para la duda.
Las imágenes que escojo son de personas anónimas, historias que están ahí no contadas, detenidas en el tiempo, como si algo estuviera por suceder o ya hubiera sucedido. Pienso que hay cierta nostalgia poética en mi pintura, las imágenes como momentos fugaces que persisten, y que a la vez generan un sentido de familiaridad en estos rostros de personas anónimas y espacios donde se encuentran.