María Isabel Ringeling

BIO:
Tengo una formación humanista. Cursé estudios de pregrado en historia y estudios de postgrado en Literatura Comparada. Sin embargo, el interés por la historia del arte y la práctica de la pintura ha sido una constante en mi vida. Desde hace casi cuatro años decidí dedicarme a la pintura, ocupación que desarrollo en el Taller Casa Rosada (Bellavista), espacio que cada año se transforma en galería y que comparto desde el inicio con artistas muy diversas en estilos y técnica, situación que favorece una fructífera y constante experiencia de retroalimentación.
Exposiciones colectivas:
Exposición Taller Casa Rosada. Años 2016, 2017, 2018
“Culto”. Teatro Zapallar. Años 2018 y 2019

STATEMENT:
En mi pintura es recurrente la representación de escenas de playa, playas llenas de acción donde todos los personajes hacen de protagonistas.
La técnica del óleo me permite llevar a cabo una pintura detallista, lenta y esmerada, donde cada personaje representado tiene una fisonomía particular y aparece interpretando un papel único y especial en la escena total de la pintura. Personajes claramente identificables que, sin embargo, están lejos de constituir un paisaje realista.
La pintura de situaciones de playa se presta perfectamente para significar el tópico de la infancia; la playa es el escenario del juego, del relajo, de la alegría simple e impúdica, sin complejos y sin trabas.
La playa pretende ser un espacio familiar, un lugar de identidad universal, ese territorio de infancia al que, espero, el observador se puede sentir nostálgicamente transportado a través de mi pintura. Por otra parte, el motivo de la playa me empuja a explorar artísticamente en aspectos como la luz, el color, el reflejo, el movimiento. Un aprendizaje lento. La naturaleza actúa en este punto como la gran maestra que siempre ha sido, pero el desafío es saber actuar como libre intérprete, para estar en condiciones de crear una obra personal, actual y original.