Pablo Donperro

BIO:
Pablo Burgos se titula de Artista Visual con mención en Pintura de la carrera de Arte y Cultura Visual de la Universidad ARCIS, el año 2015. A inicios del 2014 expone en Universidad ARCIS a modo de complementación del Egreso de Licenciado. Al año siguiente y como culminación del proceso universitario, junto a Nayitbe Gasaly, gestiona Desplazar, una exposición con un día único de exhibición en la Galería Metropolitana. Ya titulado en el año 2016 realiza la exposición multidisciplinaria, autogestionada en conjunto, Modalidades Alternas en Biblioteca de Santiago. En 2019 es seleccionado como expositor en la sección de Artistas Emergentes en la Feria MásDeco Market.

Su producción en las Artes Visuales se despliega, en un inicio, de acuerdo a interés pictóricos que residen en la línea de lo plástico, conforme a parámetros visuales de composición, de estructuración y de experimentación; a la pintura como procedimiento, como expresión propia en su materialidad y en su interacción de cuerpo y comportamiento, en su modulación y cromatismo.
Más adelante, en su compromiso de análisis y con la intención de hacer propia su producción imaginaria comienza a crear escenas en collages con el motivo de utilizarlos como referencia en el modelo pictórico.
Actualmente se dedica de lleno a la composición de collages, ya sea en la formación de escenas imaginarias o en la creación de retratos que tienen su asidero en el Arte Óptico.

STATEMENT:
La técnica del collage consiste en seleccionar un número de imágenes preexistentes e integrarlas en una creación nueva -donde claramente se manifiestan rupturas respecto a su procedencia, dictadas de manera específica por la asociación de dos o más elementos de origen diferente- con la intención de producir una totalidad única y extravagante.

Las escenas
Se propone establecer una manera distinta de estructurar las imágenes escogidas, como reinterpretación, en finalidad a una escena, con el propósito de traspasar el precepto de la fotografía convencional para transgredir con su característica de fidelidad, similitud y analogía
con respecto a la realidad, proporcionando al espectador un modo distinto de ver. De manera consecuente, surge la idea de generar motivos ilusorios; de reunir o integrar en un contexto nuevo elementos reales cuya procedencia antes era diferente o simplemente incompatible: una disolución del lenguaje del que originalmente formaban parte como restitución a lecturas nuevas.

Los retratos
El retrato óptico se concibe como una pieza que, mediante la conjugación de diferentes imágenes, adquiere movilidad ilusoria, de acuerdo a la diversidad de ángulos en conjunto a una perspectiva múltiple establecida por cada uno de los planos compositivos de la imagen total.
La combinación de patrones y figuras geométricas, tienen el objetivo de reorganizar convenientemente los retratos a favor de una nueva lectura constructiva, pues existe una necesidad de terminar con la representación mimética: las cualidades visuales -color, plano o forma- a simple vista no remiten a alguna norma o imagen existente, pero a modo de contemplación y en dependencia al razonamiento personal, establece una concreta analogía figurativa preexistente otorgandole así, movimiento al retrato.